Google+ Followers

Tras perder mi hijo, aprendí 10 reglas que todo padre debería seguirlas al pie de la letra

domingo, 11 de noviembre de 2018

Se dice que el amor verdadero se encuentra cuando vez por primera vez a los hijos pero aun sin verlos, con el simple hecho de saber que una pequeña parte de ti y de la persona que amas viene en camino, sabes que los amarás más que a nadie por toda la vida. Por ello, lo más doloroso para un padre es sufrir la pérdida de un hijo, este suceso hace que los padres también mueran por dentro. Eso es lo que le ocurrió a Richard Pringle, un padre amoroso que desgraciadamente perdió a su hijo Hughie cuando este tenía solamente 3 años de edad, a causa de una hemorragia cerebral debido a una condición con la que había nacido. Cuando perdió a su hijo, el padre sintió como su corazón se hizo pedazos y cree que ese dolor jamás ha de sanar. A más de un año de su lamentable pérdida, confiesa haber aprendido muchas cosas desde que falleció su pequeño y quiso compartirlas en su cuenta de Facebook con otros padres, haciendo un llamado a estos para que disfruten su tiempo con sus hijos ya que eso es lo más valioso que tienen pues nada es para siempre y llega un momento en que todo se acaba y solo los recuerdos quedan.

Este hombre perdió a su hijo, pero las lecciones de Vida que aprendió de él te harán reflexionar, prepárate para recibir estos mensajes sabio por parte de este hombre.

1. Valora cada instante con tus hijos. No importa en donde te encuentres o que estés haciendo, si es de día o de noche, si estás en el trabajo, el auto o en la casa, no importa el lugar, valora cada momento con tus hijos y disfrútalos al máximo. No esperes a que mañana sea quizás demasiado tarde y tengas que lamentarlo todo tu vida, hoy es un momento especial, inolvidable, hoy es un día para recordarlo siempre y nunca olvidarlo, Valoremos cada instante de nuestros hijos, sus travesuras, sus genialidades, sus falta de entendimiento y sus logros, son cosas que marcaran nuestras vidas y las de ellos, por siempre es decir toda la vida.
  2. No te olvides de despedirte cada noche o cada día de tus hijos con un beso pues nunca sabes cuándo será la última vez que los llevarás a la cama o cuando será el último beso. Esto creo que es lo mas importante de la vida, cada vez que ellos se despegan de nuestro lado, quizás cuando vayan a dormir, oh cuando se vayan para el colegio, no olvides despedirlos con enorme beso, con la alegría mas bonita y tierna del corazón, no olvides que nuestros hijos son prestados y que cuando Dios quiera los puede recoger.

3. Los recuerdos son para siempre, no importa en donde te encuentres o que estés haciendo con tus hijos, toma todas las fotografías y los vídeos que puedas, tal vez eso sea lo único que te quede en un futuro. Hoy en la actualidad hay muchos medios donde podemos guardar las fotografías y los videos de aquellos únicos y bellos momentos que pasamos junto a nuestros hijos, no importa el momento oh la circunstancia, siempre habla un momento y un lugar especial para tomarse algunos recuerdos que quizás quedaran y perduraran por el resto de nuestra vidas.
  4. El tiempo no se detiene, no lo pases trabajando; dedícale gran parte de el a tus hijos, juega con ellos, llévalos al parque, a acampar, a pasear en bicicleta, enséñalos a conducir. No esperes hasta el final cuando ya sea muy tarde. Normalmente por las cosas de la vida, por las deudas oh porque todo sube diariamente, nos dedicamos a trabajar arduamente con la finalidad de darles una mejor calidad de vida a nuestra familia y a nuestros hijos, pero descuidamos algo muy importante la calidad de tiempo que las podemos dar, porque no es amor dales una casa linda un buen alimento, es necesario, pero también hay que brindarle nuestro amor dedicando tiempo para ellos.
  5. Anota en un diario todo lo que hagan tus hijos, las cosas buenas, las cosas malas, los triunfos, los fracasos, absolutamente todo, mi esposa y yo comenzamos un diario después de la muerte de Hughie para tener sus recuerdos guardados, lo mismo hacemos con sus hermanos para que cuando sean viejos puedan leer todo lo que vivieron en el pasado. Hay muchas cosas en la vida del cual podemos guardar, seria bueno que cada día de nuestras vidas escribir  cosas por la que pasamos y pasaron nuestros hijos, en ellos escribir sus triunfos y sus fracasos, sus méritos y la cosas que no pudieron lograr y quizás de esa manera inspirarlos a que ellos puedan triunfar.

6. El amor es infinito, no tiene límites, no importa cuanto lo demuestres siempre habrá más en tu corazón. El amor es eterno y es infinito, el amor no tiene que tener límites, por un amor verdadero que nace y fluye de un corazón sano, tiene paciencia, amor, esperanza y además se llena de felicidad y da felicidad a quienes nos rodean,  por eso con estos mensajes lo único que invitamos es a que tu amor no tiene que tener una medida ni un límite, tu amor tal como el amor de Dios tiene que ser verdadero y eterno, para con nuestros hijos como para los demás.
  7. El dinero no importa, no te fijes en cuanto te hacen gastar, ¡gasta tiempo en ellos! eso si es verdaderamente valioso, los pequeños momentos y detalles, a la larga terminan convirtiéndose en los más grandes. Yo ya no recuerdo cuánto o en qué gasté en mi hijo pero si en todo lo que juntos hicimos. El dinero así como llega se va, pero el dinero es importante pero no tiene que ocupar nuestro primer lugar ni lo primordial de nuestros bolsillos, se que con el dinero se compra, se logra, se viaja, se sueña, pero que nunca se nos ocurra decir tengo muchos gastos con mi hijo o con mis hijos, siempre hay que saber que es simplemente una inversión que tarde o temprano te llegara una grande recompensa, de ahora en adelante demos todo por nuestros seres amados y que no nos duela vivir momentos inolvidables a su lado.


8. Levantarte por las mañanas y ver a tus hijos es algo por lo cual debes sentirte afortunado, no desperdicies el tiempo, desayuna con ellos, llévalos al colegio, a los partidos de fútbol, a ver una película. El tiempo no se detiene así que disfruta a tus hijos; el que vayan a la universidad, el que se casen y tengan sus propios hijos. Ese es el verdadero valor de la vida. Muchas veces nos pasa que vivimos solo corriendo, corriendo para el trabajo, para las citas médicas, para cumplir compromisos, y quizás nos olvidamos que hay quienes necesitan que paremos, que nos detengamos y que juguemos, hablemos, que desayunemos juntos, hagamos las tareas juntos, que hablemos y que un poco, demos todo en esta vida antes que sea demasiado tarde.

9. Canten juntos. Aunque parezca algo muy simple muchos de los recuerdos se fabrican con la música, demasiados recuerdos que me vienen a la mente cuando escucho ciertas canciones, me hace acordarme de cuando viajábamos juntos en el auto y cantábamos nuestras canciones favoritas. Cantar es como abrir el corazón, los canciones son recuerdos de los momentos que quizás hemos vivido, pùeden que sean malos y otros buenos, pero cantar es sacar todo lo malo y traer cosas buenas a nuestras vidas, yo miro las aves y digo, como cantan tan lindo y todo para Dios, es necesario que en nuestros corazónes hayan canciones lindas y agradables a nuestros recuerdos y Dios.

10. Haz que cada momento que pases a su lado sea tan divertido como si fuera el último,no importa donde estén o que estén haciendo, la vida es muy corta como para no divertirse, ríe, corre, haz bromas, pasa los mejores momentos con tus hijos y así no te lamentarás cuando ya sea muy tarde. En la vida no sabemos qué puede pasar en cada instante de nuestras vidas, y no importa que edad tengan nuestros hijos, o incluso nuestros padres, hay que hacer que esos momentos sean inolvidables, hagamos las cosas lindas que siempre hacemos, sonreír, cantar, bailar, correr y vivir la vida de la mejor manera posible.

Quizás te Pueda Interesar..!!