Yo amo a mi familia, se que no soy perfecto, pero los amo con todo m i corazón.

Muchas veces nos encontramos frustrados porque alguien nos falla, porque pusimos toda nuestra confianza en esa persona, pero no fue como esperamos, puede ser incluso tu misma familia, tu hijo, tu esposo, y quizás aun tus padres. 

Pero te traigo una noticia, que Dios nunca te fallará, el siempre cumplira su palabra aunque lo falles tu, por eso siéntete feliz y con mucha esperanza, porque ya sabes que hay alguien que jamás te fallará, y estará contigo desde que naces hasta el final de tu vida.

Contenido Relacionado

Síguenos en Facebook