“Hija mía, tú eres la luz de mis días, mi gran felicidad, mi mayor alegría. ¡Te amo! y gracias por existir.”



Hija, tu eres la luz
qué alumbro mi vida
y le dio sentido a los días.

Gracias por se esa linda
y hermosa niña, qué a pesar
de todo se ha convertido en 
mi mayor impulso

TE AMO HIJA.


Contenido Relacionado

Síguenos en Facebook